TRÁMITE DIVORCIO. ABOGADOS MATRIMONIALISTAS

Desde hace varios años buscar abogados matrimonialistas, se ha convertido en uno de los trámites más habituales en España y el resto del continente europeo, es por este motivo que en la actualidad un inmenso número de personas están interesadas en buscar citados abogados para realizar el proceso de divorcio y poder anular su matrimonio y romper vínculos legales y familiares con su pareja.

Al momento de tramitar un divorcio las personas deben tomar en cuenta algunos aspectos de gran importancia, como la documentación y requisitos específicos para poder realizar dicho proceso, no obstante a partir de la modificación del Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil en 2005 las autoridades españolas suprimieron las causas legales de separación o divorcio.

Gracias a la nueva normativa incluida en el Código Civil y la Ley de Enjuiciamiento Civil hoy en día las personas solamente deben esperar que transcurra un plazo mínimo de tres meses para poder solicitar el divorcio, al mismo tiempo también es necesario llevar a cabo una serie de pasos específicos para obtener dicho estado civil, los cuales pueden variar según el tipo de divorcio.

Divorcio no contencioso o divorcio de mutuo acuerdo

Sin lugar a dudas el divorcio de mutuo acuerdo o simplemente llamado divorcio no contencioso es una de las mejores alternativas disponibles para la mayoría de parejas, gracias a que esta modalidad es sumamente práctica y ofrece una inmensa variedad de beneficios a las parejas que solicitan este tipo de medidas.

Elegir a los profesionales adecuados. Abogados matrimonialistas

Contratar abogados matrimonialistas y ampliamente capacitados se ha convertido en un requisito fundamental para poder obtener los resultados deseados al momento de divorciarse, gracias a que este tipo de especialistas les permiten a las personas reducir la posibilidad de cometer cualquier error que retrase el mensaje.

En caso de que los interesados acudan a un juzgado para solicitar un divorcio entonces estos solamente deberán presentar un abogado y un procurador para llevar a cabo todos los trámites necesarios, aunque por lo general las personas prefieren utilizar un abogado profesional para llevar a cabo su amor.

De la misma manera las parejas también pueden divorciarse acudiendo a un notario, en este caso deberán contar por lo menos con un abogado para que los represente, sin embargo no es necesaria la presencia de un procurador para presentar la solicitud de divorcio de mutuo acuerdo ante un notorio.

Profesionales involucrados en los divorcios por mutuo acuerdo

Generalmente cuando se lleva a cabo la tramitación para un divorcio la solicitud de dicho procedimiento debe ser presentada por ambos cónyuges, los cuales deben acudir a cualquier juzgado, por su parte las personas deben de ser asesoradas por un abogado matrimonialista y representadas por un procurador para poder realizar este tipo de trámites.

Elegir procedimiento a seguir

A pesar de que existe una inmensa variedad de alternativas disponibles en la actualidad, generalmente el procedimiento de divorcio por mutuo acuerdo suele ser la opción más favorable para cualquier matrimonio, no obstante en cualquier caso los cónyuges deben ser asistidos por profesionales en divorcio para poder tramitar dicho certificado.

Dependiendo del tipo de divorcio escogido por los cónyuges y el motivo de este tipo de trámites es posible distinguir dos probabilidades distintas para poder adquirir dicho documento, las cuales pueden variar considerablemente según el tipo de procesos y pasos que se deben seguir para obtener el divorcio, estos son.

Procedimiento judicial

El procedimiento judicial suele ser la manera más efectiva de llevar a cabo un divorcio, ya que las parejas en la mayoría de los casos no logran llegar a un acuerdo, para este tipo de divorcio deben seguir una serie de pasos para poder culminar con su matrimonio con una decisión judicial, es por este motivo que actualmente muchas parejas se deciden por este tipo de procedimiento.

Para comenzar uno de los cónyuges debe elaborar una demanda de divorcio así como también un convenio regulador establecido por el abogado el cual será presentado al organismo competente, generalmente se utiliza un procurador para representar los intereses de cada cónyuge.

Así mismo tanto el juez y el resto de los fiscales se verán obligados a vigilar el cumplimiento de todos los acuerdos establecidos según los estatutos legales en caso de que los cónyuges tengan hijos menores de edad, ya que de esta manera es posible proteger la integridad y la calidad de vida de una gran cantidad de menores de edad.

En caso de que los cónyuges no cuenten con hijos emancipados o menores de edad entonces será el letrado de la Administración de Justicia el encargado de presentar la solicitud de divorcio, de la misma manera dicha autoridad también se encarga de verificar que los acuerdos incluidos dentro del divorcio no sean perjudiciales para los cónyuges.

Procedimiento extrajudicial

Los cónyuges no cuentan con hijos menores de edad pueden encontrar una solución más rápida para llevar a cabo su divorcio ya que estas solamente tienen que acudir a un notario público para llevar a cabo dicho procedimiento, lo que les permite ahorrar mucho tiempo y dinero al no tener que contratar un procurador.

Por su parte el abogado tendrá que presentar el convenio regulador directamente en la notaría, junto con la escritura de divorcio como un documento adjunto, al mismo tiempo el notario se encargará de vigilar que todos los acuerdos incluidos en el convenio regulador sean favorables para ambos cónyuges.

En caso de que el notario note que alguno de los acuerdos presentados por parte del abogado sean perjudiciales para alguno de los cónyuges o de los hijos sin importar que sean menores o mayores de edad,  notificará acerca de dichas complicaciones e impedirá que dicha operación se lleve a cabo hasta que todos los aspectos desfavorables sean corregidos.

A veces las personas no pueden ponerse de acuerdo con su pareja para divorciarse lo que puede retrasar considerablemente dicho procedimiento, afortunadamente existen múltiples alternativas para solucionar este tipo de inconvenientes, unas de las más recomendables es acudir directamente a un mediador para poder encontrar un punto medio.

Si el mediador tiene éxito entonces dicho profesional redactara un documento de mediación el cual incluirá todos los pactos y tratos establecidos por ambos cónyuges, una vez terminado dicho documento ambos cónyuges deberán acudir a un abogado especialista en divorcios para continuar con su trámite.