INCAPACIDAD PERMANENTE

El término incapacidad permanente hace referencia a todas las prestaciones económicas otorgadas a los trabajadores originarios de España que luego de recibir tratamiento médico, terapia o incluso haberse sometido a intervenciones quirúrgicas, continúen presentando complicaciones físicas o mentales que les impidan seguir llevando a cabo sus funciones laborales.

Hoy en día cada vez más trabajadores españoles pertenecientes a la administración pública y al sector privado han solicitado su incapacidad permanente con el fin de cuidar su salud y evitar una gran variedad de riesgos, no obstante todas las personas que solicitan dicho beneficio deben llevar a cabo ciertos trámites y cumplir con algunas condiciones específicas.

Cómo se puede solicitar la incapacidad permanente

Por su parte los trabajadores pueden obtener su incapacidad laboral de múltiples maneras, ya que existen diversas formas de solicitar dicho beneficio, ya que además de ayudar en gran medida a los trabajadores afectados, también sirve para evitar una gran cantidad de riesgos a las empresas, estas son algunas de las formas más habituales de solicitar la incapacidad permanente.

Directamente por la entidad competente

Sin lugar a dudas esta es una de las formas de obtención de incapacidad permanente más habituales que existen, por lo general este tipo de procesos es realizado luego de que las personas cumplen con todos los plazos establecidos de incapacidad temporal o desarrollan alguna condición de salud desfavorable para cumplir con sus funciones.

Directamente por el servicio público de salud

Al mismo tiempo este tipo de beneficios laborales también se pueden obtener a través del servicio público de salud, sin embargo los trabajadores deberán presentar su historial médico para comprobar su condición de salud, así como también una autorización para permitir que estos sean removidos de sus servicios o funciones laborales para ser incapacitados indefinidamente.

Directamente por las entidades colaborativas

De la misma manera, las entidades colaborativas también pueden tramitar la incapacidad permanente de cualquier trabajador perteneciente a una institución pública o empresa privada, gracias a que estas solamente deben presentar el historial clínico del trabajador, además de su alta médica y un expediente totalmente especificado.

Directamente por el trabajador o interesado

Cabe destacar que los trabajadores también pueden solicitar la incapacidad permanente por su cuenta, ya que solamente tienen que llenar la forma de solicitud para dicho beneficio, a su vez también deben presentar toda la documentación personal y requisitos específicos establecidos por las autoridades españolas en el modelo de solicitud.

Por otro lado la tramitación de la incapacidad permanente y la entrega de toda la documentación y requisitos obligatorios deben ser realizadas de forma presencial por parte de los trabajadores en las oficinas y centros de información pertenecientes Instituto Nacional de Seguridad Social, así como también en cualquiera de las sedes del Instituto Social de la Marina.

En caso de no contar con la incapacidad temporal por cualquier motivo, antes de llevar a cabo el proceso de solicitud de la incapacidad permanente, el trabajador o interesado deberá presentar una solicitud diferente para poder comenzar con todo el proceso y la tramitación relacionada a este beneficio laboral.

Etapas del proceso de obtención de la incapacidad permanente

Es importante mencionar que, el proceso de tramitación y obtención de la incapacidad permanente consta de tres etapas diferentes, las cuales permiten a las autoridades correspondientes determinar si un trabajador cumple con las condiciones necesarias para poder obtener el beneficio laboral anteriormente mencionado.

Fase de instrucción

La etapa de instrucción es una fase fundamental en  la tramitación de la capacidad permanente, ya que durante esta etapa el trabajador deberá presentar toda la documentación y pruebas médicas solicitadas por parte del organismo competente, lo que permite a las autoridades conocer el historial clínico de los interesados en conseguir la incapacitación.

Fase de valoración

El siguiente paso en el proceso de tramitación para la incapacidad permanente se conoce como fase valoración, dicha etapa consiste en el análisis de todas las pruebas médicas e historial clínico del trabajador por parte del equipo de valoración de incapacidades o también conocido como EVI, el cual decidirá si el trabajador cuenta con las condiciones necesarias para poder incapacitarse.

Asignación de la incapacidad permanente

Inmediatamente después de que el equipo de valoración de incapacidades lleve a cabo sus funciones, el INSS determinará el tipo de incapacidad y la cantidad total de dinero recibida por el trabajador, a su vez el INSS también especifica el plazo que se debe cumplir para la revisión de incapacidad permanente.

¿Cuándo se extingue la incapacidad permanente?

A pesar de que la incapacidad permanente es un beneficio a los trabajadores con complicaciones graves de salud de forma indeterminada, lo cierto es que dicho beneficio puede revocarse en caso de que el trabajador incapacitado presente mejoría en sus complicaciones de salud, o incluso por fallecimiento del beneficiado.

Grados de incapacidad permanente

Según el estado de salud presentado por el trabajador y las funciones específicas realizadas durante su tiempo de servicio, el estado establece diferentes grados de incapacidad permanente, los cuales se diferencian especialmente según el tipo de beneficios y la cantidad de capital específica otorgado por el estado.

Incapacidad permanente parcial para la profesión habitual

Este tipo de incapacidad permanente ocurre cuando el trabajador posee complicaciones de salud significativas las cuales disminuyen por lo menos en un 33% el rendimiento normal del trabajador o empleado, sin impedirles llevar a cabo la totalidad de sus responsabilidades o funciones laborales.

Incapacidad permanente total para la profesión habitual

A diferencia de la incapacidad permanente parcial, los trabajadores que obtienen la incapacidad permanente total cuentan con un estado de salud que les impide realizar cualquiera de sus actividades laborales, generalmente este tipo de incapacidad permanente es por problemas relacionados con enfermedades crónicas.

Incapacidad permanente absoluta para todo trabajo

La incapacidad permanente absoluta para todo trabajo es un beneficio otorgado a los trabajadores que no pueden realizar ninguna función laboral, ni cumplir con ninguna responsabilidad, por lo que deja apartado a la persona de cualquier actividad relacionada al trabajo por un tiempo indefinido, no obstante los trabajadores deben presentar ciertos requisitos para obtener dicho beneficio.